Umbraco – ¿eso qué es?

Umbraco Logo
De un tiempo a esta parte estoy dandole a un CMS de esos que son desconocidos por el gran público. Umbraco,  un gestor de contenidos hecho bajo tecnología Microsoft, de código libre, auspiciado bajo codeplex.

La verdad es que en un principio, muy al principio, el camino fue tortuoso, aunque tras un tiempo utilizandolo está siendo cada vez mejor llevado, sobre todo cuando empiezas a conocer las tripas del producto.

Una de las peores cosas a las que te puedes enfrentar cuando empiezas a utilizar una herramienta desconocida, es, sobre todo debido a su poca o escasa difusión, la falta de documentación. Ésta, en umbraco, es cero, nula, inexistente…bueno, realmente, lo era. Desde el codegarden del año anterior, la cosa ha mejorado, aunque tampoco hay que tirar cohetes. El mejor lugar donde saciar tus dudas, como siempre, es internet, pero en especial el foro “oficial” donde hay verdaderos gurús de umbraco, sin ir mas lejos, los mas habituales son los mismos creadores de la herramienta.

Debido a su arquitectura, se pueden crear sitios webs del todo profesionales sin escribir una sola línea de código, utilizando exclusivamente HTML. Eso sí, si queremos hacer algo mas funcional, deberemos tirar de XSLT atacando al XML que genera el gestor, pudiendo facilitarnos, y mucho, las cosas el uso de controles .NET, o paquetes ya creados en esta tecnología.

Estos “añadidos” a umbraco, si que estan poco documentados de forma “oficial”, poco más de un API incompleta y muchas veces poco entendible. Otra vez debemos volver al foro oficial, y a nuestro querido patrón San Google, que nos indicará donde dirigirnos para saciar nuestras dudas.

Buenos sitios para “empaparnos” de la cultura umbraco pueden ser:

Aunque podemos disfrutar mucho más en el nuevo sitio que nos ofrece la comunidad umbraco: http://our.umbraco.org/ 🙂

Que manía con censurarlo todo…¡¡¡leche!!!

Ya estamos a vueltas con el tema de moda, la censura de los contenidos en internet. Nos estamos tirando de los pelos por la prohibición que hay en Irán hacia los periodistas occidentales en cuanto a la comunicación que les permiten sacar fuera del país. Tiramos de “viperinas lenguas” porque los bloggers de Irán no pueden conectarse a internet para contarnos lo que quieren que oigamos, que Mahmoud Ahmadinejad ha cometido pucherazo.

Sin embargo, nos quedamos de brazos cruzados ante las restricciones que los gobiernos “occidentales” quieren imponer en nuestro estilo de vida “libre, igual y fraternal”, ante los contenidos que deamularn po la red y no son “politicamente correctos”.

Ahora, en la siempre democrática Alemania, trás aprobar la ley de censura en internet, para defendernos de la pornografía infantil, estan hablando de lo razonable que sería extender la ley para protegernos de los videojuegos violentos. El siguiente paso, sin duda, sera prohibirnos leer cualquier cosa que no tenga que ver con el adoctrinamiento necesario para seguir llenando sus bolsillos.

Que manía tienen los gobiernos de querer controlarlo todo, leche… ya controlaré yo lo que quiero leer y lo que no, lo que quiero visitar y lo que no. Al menos, yo sé manejarme, poco o mucho, en la red. Vosotros, ¡oh adalides del buen orden!, ¿que coño sabéis?

Aquí os dejo un enlace para que veais lo “libre” que es internet, al menos la internet que los poderes quieren que sea: http://www.wikileaks.org/wiki/wbr/The_coming_age_of_internet_wbr/censorship

Como diría un antiguo ministro: ¡Manda huevos!

La teoría de los cubos

LLevo ya algunos años trabajando en el mundillo de la informática, y siempre, siempre, cuando se acercan fechas de entrega de proyectos a cliente final, me viene a la cabeza la misma disertación mental que cierta vez escuche sobre unos cubos y la forma de repartirlos. Quiero compartir estos pensamientos con quien quiera leerlos, sabiendo, o al menos dando por supuesto, que las situaciones que comento, no solo se dan en el ámbito laboral que me ha tocado vivir a mí, sino que se puede extrapolar a otras muchas profesiones. Allá va:

“Todos los dias, por la mañana, cuando llegas a trabajar, tienes dos cubos llenos de mierda hasta arriba esperandote agazapados en cuanto enciendas tu ordenador. Estos cubos han sido preparados con todo el esmero del mundo por el “generador de cubos”, sumo pontifice de la ignorancia supina, personaje que conocereis por su gran habilidad para llenar cubos con ideas que no son mas que … mierda….

Tú, pobre incauto, te acabas de convertir en un “comecubosdemierda” más. Tu misión en esta vida no tendrá otra finalidad que conseguir vaciar tus cubos diariamente, porque el gran generador de cubos, volverá a tener diarreas mentales que llenarán más cubos para el día siguiente, y todo aquello que no hayas conseguido hacer desaparecer, se acumulará a tus cubos diarios.

Existen muchas maneras de vaciar tus cubos. Si estas lo suficientemente cerca del generador de cubos, puedes vaciar parte en los cubos de aquellos otros “comecubosdemierda” que se encuentren a tu alrededor, e incluso puedes llegar a hacerlos rebosar, acusandoles de desperdiciar la mierda que nuestro gran pontifice ha generado con la amabilidad que le caracteriza.

Por otro lado, puedes comerte el contenido de los cubos, ya que el resto de “comecubosdemierda” tendrá bien vigilados sus contenedores, e intentará por todos los medios que nadie se acerque a ellos, y menos con la intención de volver a llenarselos.

Si hastiado de que tus cubos nunca se vacien, optas por esparcirlos, volteandolos, girandolos, o lo que vulgarmente conocemos como “poner el ventilador” y manchando al resto de tus compañeros “comecubosdemierda”, comenzaras a ser maltratado y mal visto por todos, y cuando menos te lo esperes, veras como se avalanzan sobre tí y vacian los suyos una y otra vez, a traición, con alevosia, y ensañamiento, en tus vacios cubos…

Durante tu vida laboral dentro del alcance del mismo “hacedor de cubos”, debes procurar mantener un número de cubos aceptable, pues su acumulación puede hacer saltar las alarmas del “gran hacedor”, debido sobre todo al olor, que comenzará a molestarle. Y para entonces, te aseguro que todos los cubos que hayas conseguido vaciar hasta entonces, serán olvidados por completo.

Cuando ya llevas mucho tiempo esquivando, vaciando, e incluso comiendo cubos, empiezas a sentir digestiones pesadas, que agrian el humor, y comienzas a quejarte una y otra vez de lo mala que es la mierda que te ha tocado comerte, mirando con envidia, como la mierda de tus ya excompañeros, otrora “comedoresdecubos”, tiene mejor color y mejor sabor, deseas con todas tus fuerzas que tus cubos se vacien, pero solo encuentras mierda a tu alrededor, y esa mierda cada vez huele peor, y tu olfato ha aprendido a olerla a distancia, siendo capaz de distinguir entre la buena mierda, o mierda de calidad, de la mierda putrida y nauseabunda.

No hay manera de escapar de la mierda, ni de la dosis diaria de cubos. Que os aproveche!!”